DEJA TUS OLLAS COMO NUEVAS CON ESTE SENCILLO TRUCO CASERO!

Hay personas obsesionadas con la limpieza, lo cual en sí no tiene nada de malo, ya que simplemente nos estamos ocupando de vivir en unos espacios limpios, ordenados, sin mal olor ni suciedad, todas las personas deberían vivir de este modo.

En cuando a la cocina, este lugar es muy importante de mantener limpio, ya que en el cocinamos los alimentos que vamos a ingerir, por lo tanto necesitamos un espacio libre de bacterias y suciedad, donde nuestros alimentos no se vean afectados por el entorno, sino que se pueda cocinar sin problemas de suciedad.

LAVA TUS OLLAS CON ESTE REMEDIO CASERO Y QUITA TODO RASTRO DE SUCIEDAD

No hay nada más incómodo que tener que cocinar en una cocina desordenada y sucia. La cocina es un lugar susceptible al desorden, ya que mientras cocinamos podemos ensuciar muchos elementos y dejarlos cumular, dando como resultado a un desastre de desorden

En el caso de las ollas, hay personas que tienen su juego de ollas como elemento decorativo en su hogar, es decir, además de ser un utensilio, las ollas las colocan en una zona de la cocina donde se puede ver la colección y así suponen un elemento decorativo dentro de la cocina.

Pero, las ollas debido a su constante uso pueden tender a ensuciarse y mancharse permanentemente, lo cual puede ser un problema si tus ollas son parte de la decoración. Sin embargo, indiferentemente de esto, puede que no sea agradable tener una olla en mal estado.

Por este motivo, aquí te diremos como lavar tus ollas para eliminar por completo sus manchas y el oxido que se acumula en ellas. Todo lo que necesitas es lo siguiente:

INGREDIENTES:

Sal.
Limón.
Jugo de limón.

PROCEDIMIENTO:

Coloca la olla sobre una superficie plana.

Aplica sal sobre la zona que quieras limpiar, bien sea una mancha de grasa u oxido.

Luego coloca jugo limón humedeciendo un poco la sal que cubre la mancha.

Deja que esto actúe por aproximadamente tres o cuatro horas.

Por último, usa la cascara del limón para frota la mancha y luego lava con mucha agua y jabón, usa una esponja para frotar la zona.

Realiza este sencillo procedimiento y tus ollas quedarán libres de oxido, grasa y suciedad, no dudes en implementarlo. Comparte este articulo y cuéntanos como te fue con el procedimiento.