Si aún sufres de diabetes y enfermedades del corazón prueba estas semillas, podría ser la solución

En la actualidad, una de las mayores causas de muerte son los problemas cardíacos. Casi siempre estos son detonados por problemas relacionados con el colesterol en la sangre. De ahí que los expertos del área alerten a la población mundial sobre los peligros del colesterol.

Asimismo, siempre que se sospecha de padecer colesterol alto, es bueno hacernos un análisis médico. Es bueno saber distinguir los distintos estados del colesterol para saber cómo actuar ante ello. Un tipo de colesterol se conoce como “lipoproteínas de baja densidad” o LDL por sus siglas en ingles.

Al otro extremo nos encontramos con las lipoproteínas de alta densidad o DHL. El primero de ellos (LDL) puede provocar enfermedades relacionadas con el sistema cardiaco. Sin embargo, el DHL puede protegernos contra ellos.

Algo que debemos tener muy presentes es que el colesterol alto es algo que se puede prevenir. Para ello, basta con tener una dieta alimenticia saludable y equilibrada. Si, además, combinamos esto con una rutina regular de ejercicios, los resultados pueden ser impresionantes. De hecho, con esto podemos no solo reducir el colesterol, también bajar de peso y moldear nuestra figura.

No obstante, las recomendaciones no se acaban aquí. Como sabemos, en la naturaleza podemos hallar todo lo que necesitamos para mejorar nuestra salud. A continuación, te dejaremos una lista de ingredientes que no ayudan a disminuir el colesterol en la sangre.

El ajo

El ajo es un ingrediente utilizado en casi todos los platos que hacemos. De dice que este es oriundo de la india y tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Entre sus compuestos están los aminoácidos, vitaminas y minerales, así como compuestos orgánicos de azufre. Dichos compuestos le dan al ajo propiedades terapéuticas.

De acuerdo con estudios resientes, el ajo tiene la capacidad de combatir el LDL de manera asombrosa. Por otro lado, estos estudios muestran que dicho ingrediente es capaz de aumentar el HDL o colesterol bueno. Además, ayuda a regular la presión arterial y prevenir la oxidación de la sangre. Para conseguir estos efectos, basta con consumir de ½ a 1 diente de ajo todos los días.

Té verde

Esta es una de las sustancias más consumidas, después del agua, claro está. El té verde es rico en polifenoles, sustancia que reduce el colesterol malo o LDL. No obstante, la misma sustancia es capaz de aumentar el colesterol bueno o HDL.

Para comprobar estos efectos, se sometió a estudio a un gran número de hombres. Al finalizar, los resultados afirmaban que quienes consumían té verde tenían niveles de colesterol malo más bajo que quienes no lo consumían. Lo que sucede es que los polifenoles hacen que los intestinos no absorban tanto colesterol. Además, ayudan a eliminar el excedente del mismo en el cuerpo. Para ello, solo debemos consumir de 2 a 3 tazas de té verde diariamente.

Semillas de la alholva

Desde hace muchos años se ha venido usando las semillas de alholva como especia, saborizante y planta medicinal. Dichas semillas son ricas en vitamina E, así como en antibióticos, antioxidantes y antinflamatorio. Asimismo, las saponinas presentes en la alholva ayudan a regular el colesterol en la sangre. Además, sus altos niveles de fibra promueven la reducción de síntesis en el hígado. Para recibir estos beneficios, debemos consumir entre ½ a 1 cucharada de estas semillas a diario.

Ahora que ya conocemos cuales ingredientes nos ayudan a controlar el colesterol, lo que debemos por hacer es aplicar las instrucciones que hemos recibido en los párrafos anteriores. Así, no solo lograremos mejorar nuestra salud, también mejoraremos nuestro aspecto físico. Si esta información te resultó útil, compártela en tus redes sociales con todos tus amigos.

loading...