Cómo curar aftas y úlceras bucales de forma natural

Suelen ser muy molestas, dolorosas y tardan mucho tiempo en curarse.

Estas pequeñas lesiones que aparecen en la parte interior de los labios, las mejillas o el paladar así como también en la lengua se pueden tratar con recetas naturales.

Qué saber sobre las llagas y aftas

Tienen forma de “cráter” de color blanco o amarillo y están rodeadas por un círculo rojo. Duelen bastante y no son infecciosas. Aparecen en la parte interna de la boca (en las mucosas blandas) de a una o varias al mismo tiempo.

Las llagas y aftas son más frecuentes en las mujeres que en los hombres y no hay una edad para que aparezcan. Duran entre 7 y 20 días y suelen rebrotar.

Las úlceras en la boca se caracterizan por:

  • Dolor
  • Picor
  • Llagas como cráteres
  • Ardor

Las principales causas de estas lesiones bucales son:

  • Deficiencias inmunitarias por enfermedades o problemas alimentarios.
  • Lesiones en la boca como, por ejemplo, usar dentaduras postizas, cepillarse bruscamente los dientes, morderse, roce entre dientes, etc.
  • Cambios hormonales (son frecuentes en las mujeres durante su período menstrual).
  • Reacciones alérgicas a los alimentos como por ejemplo los ácidos, cítricos o muy condimentados.
  • Intolerancia al gluten.
  • Estrés.

Las aftas y llagas suelen mejorar de manera espontánea, aunque podemos ayudar la cicatrización y desaparición utilizando ciertos remedios.

Si al cabo de 3 semanas no mejoran entonces sería conveniente que se realizara una consulta con el médico para llevar a cabo un tratamiento correcto.

Remedios naturales para llagas y aftas

Si bien hay que determinar primero que se trata de una úlcera bucal y no de herpes o de una infección por hongos, luego podemos aprovechar las bondades de la naturaleza para aliviar los síntomas y curar las llagas y aftas:

Miel

Lo único que debemos hacer es secar la zona afectada con un lienzo o papel absorbente y colocar unas gotas de miel en el centro de la llaga. Procura que este alimento esté en contacto con la afta el mayor tiempo posible.

Es eficaz debido a las propiedades antimicrobianas que tiene la miel. Repite las veces que sea necesario. Es mejor si la miel es azucarada y no líquida, para poder colocarla como un ungüento.

Sabila

Esta planta es muy utilizada en la medicina natural en todo tipo de lesiones o heridas en la piel, incluyendo las llagas y aftas. La utilizaremos en forma de infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de la planta seca (5 g)
  • 1 taza de agua(250 ml)

Preparación

Pon a hervir el agua con la salvia durante algunos minutos. Retírala del fuego, tapa y deja refrescar 10 minutos. Cuela y, cuando esté tibia, realiza enjuagues con el líquido, no lo bebas. Repite varias veces al día.

Agua oxigenada

Diluye una parte de agua oxigenada con dos partes de agua del grifo (también puede ser mitad y mitad). Realiza enjuagues bucales 3 veces al día. Es un remedio algo molesto pero que funciona.

Algunos también optan por embeber un hisopo en la mezcla y colocar directamente en la llaga. Quizás arde un poco pero es muy eficaz.

Agua y sal
Este remedio puede irritar un poco, pero es muy eficaz.
Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 puñado de sal gruesa

Preparación
Hierve el agua y echa la sal para que se disuelva. Deja enfriar y realiza enjuagues bucales por lo menos 3 veces al día.

Aloe vera. Ya seguro sabrás que son infinitas las propiedades de la sábila para nuestro organismo y belleza por ello vale la pena tener una planta en casa.

En este caso en particular para curar las llagas y aftas necesitas un tallo de aloe vera cortado longitudinalmente.

Apoya directamente sobre la úlcera y deja unos minutos. Es un remedio que aporta calma y reduce el dolor al instante. También permite controlar la infección.

Levadura de cerveza

Es un remedio excelente para tratar las llagas, ya que puede reducir la cantidad de bacterias que proliferan en la boca.
Ingredientes

  • 1 cucharada de levadura de cerveza (15 g)
  • 1 poco de agua

Preparación
Mezcla ambos ingredientes para formar una pasta. Aplica sobre la úlcera, que habrás secado previamente. Deja actuar lo máximo posible y enjuaga con agua tibia.

Semillas de toronja

Puedes conseguir el extracto en las casas naturistas o usar las semillas directamente. El pomelo o toronja es una fruta con grandes bondades antisépticas con una eficaz acción sobre las llagas.
Ingredientes

  • Un puñado de semillas de pomelo
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación
Realiza una infusión con ambos elementos, deja refrescar, cuela y bebe. Repite varias veces al día.

En el caso de elegir el extracto, la dosis es de 6 gotas por ½ taza de agua templada (125 ml).

Bicarbonato de sodio
Se trata de un remedio casero usado desde hace miles de años con innumerables bondades sobre todo para combatir virus y bacterias.
Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de agua tibia

Preparación
Diluye el bicarbonato en el agua y realiza enjuagues con esta solución manteniendo en la boca la mayor cantidad de tiempo posible. Repite varias veces al día.

Vinagre de sidra

Con propiedades similares a las del bicarbonato puede ayudarte a curar las aftas más rápido. Tendrás que soportar un poco el ardor.
Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de sidra
  • ½ taza de agua tibia

Preparación
Mezcla ambos y repite el tratamiento 2 a 3 veces al día hasta que las úlceras desaparezcan.

Durante los días que estés sufriendo con las llagas o aftas trata de comer más cantidad de cebolla y ajo crudos. Tienen poder antibacteriales muy potentes.

Debes leer también Cómo Curar Infecciones Vaginales De Forma Natural

 

loading...