4 peligros escondidos de comer carne de cerdo que nadie te cuenta

A todo amante de la carne es capaz de consumirla en todas las presentaciones posibles, desde término medio, hasta bien cocida. Desde conservada hasta fresca y desde frita hasta asada en la parrilla. En el mundo hay una gran variedad de prepararlas

Sin embargo algo que todos deben saber bien es que una buena carne, requiere una muy buena cocción, sobre todo aquellas que poseen mayor dificultad al cocinar ya que necesitan una cocción mayor para eliminar un mayor número de bacterias y agentes malignos para nuestro organismo.

Entre esas carnes destaca la carne de cerdo o cochino, la cuál posee una peligrosa flora bacteriana que, de no eliminarse completamente al cocinarla, puede llegar a ser perjudicial para el ser humano.

Son muy reconocidas y destacables aquellas propiedades, proteínas y carbohidratos que el cerdo tiene para ofrecer, así como un olor y sabor muy especial a la hora de cocinar que lo hace el plato estrella en muchas comidas, sin embargo haremos énfasis en alguno de los males que oculta consumir su carne.

Muy delicioso y un tanto perjudicial es el comer cerdo seguido

Todas las carnes rojas pueden ser dañinas si no se cocinan debidamente, sin embargo la grasa y composición del cerdo hacen que este sea mucho más difícil de preparar y que requiera una cocción considerablemente meticulosa

Triquinosis: una gran cantidad de animales suelen estar infectados con gusanos parasitarios, los cuales pueden transmitirse a las personas si sus alimentos están mal cocidos, los gusanos son totalmente erradicados al exponer la carne al calor alto. Cabe destacar que los gusanos no se erradican mediante ningún otro modo de conservación de carne( ahumado, salado, secado, etc)

Hepatitis E: El virus de hepatitis puede hallarse fácilmente en carnes crudas que no han sido debidamente cocinadas. Este virus causa una lista de síntomas que pueden conducir a la muerte. En caso de las mujeres en embarazo deben cuidarse porque el problema puede afectar directamente al feto y algunos síntomas son fácilmente confundibles.

Cáncer: Esto puede derivar directamente de los productos procesados, envasados o ahumados, los cuales aceleran la producción de células cancerígenas en el organismo. Además el cerdo está estrechamente relacionado con el cáncer intestinal y problemas del colon.

Daño al corazón: Los productos del cerdo como salchichas o tocinos tienen mayores niveles de grasas y colesterol dañino, los cuales tienen graves consecuencias en el corazón, llegando a trancar  arterías y pudiendo provocar la muerte. Aquellos productos que se fríen suelen tener niveles más altos de dicho colesterol por lo tanto se recomienda reducir su consumo al mínimo.

La próxima vez que desees cocinar rápidamente una carne como la de cerdo, te invitamos a reflexionar los peligros que acarrean una mala cocción o consumo en exceso para evitar enfermedades peligrosas y gozar de una vida plena.